Cascadas vírgenes, yacimientos arqueológicos y tradiciones ancestrales de la cultura Chachapoyas son algunos de los atractivos turísticos que hacen de Chachapoyas un destino imperdible del Perú. Escondido en el departamento del Amazonas, esta región una invitación a descubrir el lado más escondido y menos explorado de nuestro país.

Para quienes disfrutan vivir nuevas aventuras, Chachapoyas es el lugar que tanto estaban buscando. La capital del departamento de Amazonas es un destino que invita a viajar al pasado, a sentirse como un verdadero Indiana Jones y a conocer el secreto mejor guardado del Perú.

Hasta hace poco la única manera de visitar “la ciudad de las nubes” -debido a que está a 2.483 m.s.n.m- era por tierra, un viaje que era bastante largo. Sin embargo, actualmente existen vuelos directos desde Lima hasta Chachapoyas. También existen combinaciones de ruta aérea y terrestre.

A continuación, en Let’s Visit Perú te contamos cuáles son los 7 lugares que no puedes dejar de conocer si viajas a Chachapoyas.

Centro histórico de Chachapoyas

Chachapoyas es una ciudad pequeña con casonas de estilo colonial y grandes jardines. Es perfecta para conocer durante el día y visitar algunos de sus principales atractivos turísticos como la Basílica Catedral San Juan Bautista, la Casa de Toribio Rodríguez de Mendoza, la Municipalidad Provincial de Chachapoyas y la plaza Mayor.

Complejo Arqueológico Kuélap

Kuélap es una ciudadela fortificada construida con piedras, una de las mayores herencias de la cultura Chachapoyas, que se desarrolló entre los años 500 al 1.450 d.C. Esta fortaleza fue declarada Patrimonio Cultural del Perú y se ubica a más de 3.000 m.s.n.m., en la cima del cerro La Barreta, en el valle del río Utcubamba. Se le conoce como el Machu Picchu de la zona norte del Perú y es que es tan magnífico como la ciudadela inca, pero menos explorado por los turistas. La mejor opción para llegar a la Ciudadela de Kuélap es tomar el Teleférico, un sistema de telecabinas cuyo trayecto dura unos 20 minutos y donde verás la ciudad desde las alturas.

Catarata de Gocta

Gocta es una de las cataratas más altas del mundo. Localmente se le conoce como La Chorrera y se divide en dos caídas que llegan a los 771 metros de altura. Para acceder a ella debes realizar una caminata de 6,3 kilómetros desde el poblado de Cocachimba, donde podrás observar sus maravillosos paisajes y frondosa vegetación. Esta excursión es de dificultad medio/bajo y se recomienda llevar zapatillas cómodas y ropa en capas para disfrutar la caminata. La mejor época para visitar las cataratas es entre mayo y noviembre, debido a que disminuyen las lluvias.

Laguna de los Cóndores

En medio de la selva amazónica aparece esta maravillosa laguna, la cual tiene un kilómetro de longitud. También es llamada “Laguna de las Momias”, debido a que en sus cercanías existen mausoleos de la cultura Chachapoyas. El trayecto hasta ella no es fácil y se transforma en una verdadera aventura: son casi 10 horas de caminata, donde los obstáculos y retos harán que la llegada a la laguna de los Cóndores sea el mejor premio por el esfuerzo. También se puede realizar a caballo, cuya duración es de unas 8 horas.

Sarcófagos de Karajía

Son un conjunto de antiguos sarcófagos o ataúdes de hasta 2 metros de altura, que se observan en lo alto de un acantilado. En la antigüedad fueron utilizados por la cultura Chachapoyas como parte de sus tradiciones funerarias: cada sarcófago estaba destinado a sepultar a un sólo individuo. Se ubican a unos 51 kilómetros de Chachapoyas, en la localidad de Cruzpata (distrito de Luya). 

Mausoleos de Revash

Los Mausoleos de Revash son una necrópolis o centro funerario en plena montaña -están a más de 2.000 m.s.n.m.- que consisten en construcciones rectangulares de hasta tres pisos, pertenecientes a la cultura Chachapoyas. Se ubican a 65 kilómetros de Chachapoyas, en la localidad de San Bartolo. En algunas de sus edificaciones se pueden observar pinturas rupestres de color ocre que representan animales y personas.

Aprovecha el viaje y visita el Museo de Leymebamba, donde podrás admirar su increíble colección arqueológica que incluye más de 200 momias y ofrendas funerarias.

Caverna de Quiocta

En esta caverna está a 545 metros bajo tierra y se ingresa a través de una gruta. Allí encontrarás pinturas rupestres y restos óseos que datan de millones de años de antigüedad, creaciones típicas de la cultura Chachapoyas. Además, llama la atención por sus estalactitas y estalagmitas en su interior. ¡Sentirás que estás en otro siglo!

Te recomendamos destinar al menos unos 4 días para visitar Chachapoyas y sus alrededores. Si quieres armar un paquete a tu medida, escríbenos a sales@letsvisitperu.com y armamos la ruta perfecta según tus gustos. 

Vive la experiencia