Desde su apertura en 2007, niños y adultos disfrutan por igual el paseo por las 13 fuentes de agua que convirtieron a este lugar, el Parque de La Reserva, en el merecedor de un récord Guinness.

A veces, Lima puede parecerse mucho a España. Los edificios del centro histórico y las casas con balcones llenos de buganvilias en los alrededores de la Plaza de Armas recuerdan escenas de Madrid y de algunos pueblos ibéricos. Incluso, los mosaicos del Parque del Amor traen a la mente inmediatamente las obras de Gaudí en el Park Güell de Barcelona. De igual forma, con sus arcos y glorietas, el Parque de La Reserva tiene algo del Parque de El Retiro en Madrid.

Pero hay una diferencia: al interior de este parque limeño se encuentra el complejo de fuentes de agua más grande del mundo, reconocido así incluso con un récord Guinness. Se trata del Circuito Mágico del Agua, ubicado en el Cercado de Lima, a medio camino entre el distrito de Miraflores y el centro histórico de la ciudad.

En este entretenido circuito que abrió sus puertas por primera vez en 2007, cada una de las 13 fuentes resulta más impresionante que la otra por sus formas y los chorros de agua que, realmente, parecen bailar. Además, al caer la tarde éstas se iluminan con luces de colores, creando uno de los espectáculos visuales más extraordinarios que ver en Lima.

Sin embargo, lo más entretenido ocurre cada noche, cuando las aguas de la Fuente de la Fantasía se convierten en una pantalla de 120 metros de ancho, sobre la que se proyecta increíbles imágenes de los paisajes de Perú y su gente, acompañadas por luces de colores y música local. Este show se puede ver todos los días a las 19.15, 20.15 y 21.30 horas, y tiene una duración de 15 minutos.

En el recorrido también hay que ver la Fuente Mágica, con su géiser que alcanza los 80 metros de altura, como también el Túnel de las Sorpresas, un pasillo de 35 metros que se puede cruzar bajo los arcos de agua ¡sin mojarse! Además, en épocas de calor las fuentes Laberinto de Ensueño y de los Niños se convierten en el mejor atractivo, con chorros que salen del suelo de forma aleatoria, mojando a quienes se atreven a meterse en ella. No te preocupes, que hay vestidores para cambiarse de ropa.

Arte y botánica

En el Parque de la Reserva se ha realizado un impresionante trabajo de paisajismo, que se puede apreciar mejor a la luz del día. Destaca el llamado arte topiario, con arbustos que se han podado de manera tal de darles forma de un juego de té, una mariposa e, incluso un túnel de corazones, con hermosas decoraciones florales.

Como buen pulmón de la ciudad, en el Circuito Mágico del Agua también se protegen diversos árboles, como ficus, fresnos, mimosas, molles serrano y palmeras fénix, además de jardines con coloridas flores.

El arte y el patrimonio también es parte de este recinto, con una gran colección de fuentes ornamentales con esculturas realizadas por artistas locales. Muchas de ellas fueron creadas en 1929, año en que se inauguró el parque.

Este lugar está abierto de martes a domingo, entre las 15 y las 22.30 horas. Si quieres conocerlo, puedes adquirir tu tour online en nuestra web o contactarnos a sales@letsvisitperu.com.

Vive la experiencia